Narco-Mundo en expansión

Las débiles políticas de seguridad son las responsables de que nuestro país sea parte fundamental de la ruta del narcotráfico pero el crimen organizado debe saber que nosotros no dudaremos, nosotros les impondremos la autoridad del Estado.

 

Durante quince años hemos perdido importantes batallas contra el crimen organizado puesto que la ineficiencia de las políticas de seguridad en conjunto con las carencias en desarrollo social, salud pública e incluso educación han conseguido que día a día sea más sencillo acceder o ser propenso a consumir una gran oferta de estupefacientes; si bien los más nombrados son pasta base, cocaína o éxtasis, la lista continúa con precios que no discriminan en cuanto a la sustancia pero sí en cuanto a la calidad de la misma dejando aún más expuestos a los daños a aquellos que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad social pero también a estudiantes o jóvenes trabajadores que deben limitar su presupuesto al momento de comprar. 

 

El daño a nuestra sociedad se ha arraigado lentamente pero los traficantes, los distribuidores e incluso los productores lo han hecho con gran rapidez, multiplicándose con cada joven que reclutaban para servir a sus propósitos, profesionalizandose junto a organizaciones criminales regionales e internacionales, confiándose, pero con la declaración de emergencia en seguridad llegará la declaración de una guerra integral e inteligente contra el crimen organizado que será guiada por la mano justa que Jorge Larrañaga ha anunciado.

 

Señales que nos deben alarmar

 

La presencia del Primeiro Comando da Capital en nuestro territorio no es una noticia pues durante años las autoridades brasileñas nos han advertido sobre su llegada pero cuando pensamos que su principal socio comercial es la Ndrangheta - integrada por Rocco Morabito -  aumenta la preocupación sobre sus operaciones en pues esta es considerada como una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo lo que por si fuese poco se suma al hecho de que la Ndrangheta se encuentra aliada con el Cartel de los Balcanes; grupo que fue duramente golpeado en las recientes detenciones que sucedieron en Europa a raíz de la cocaína proveniente de nuestro país.

 

¿Cómo podremos hacerles frente?

 

Nuestro Presidente electo Luis Lacalle Pou ha sido claro al respecto, en primer lugar se reglamentará la Ley de Derribos para cortar las líneas de suministro aéreo, se reformará la Inteligencia del Estado para aumentar su eficiencia lo que permitirá a nuestras fuerzas del orden público llegar a aquellos que día a día envenenan a miles de compatriotas pero claramente esto no acaba aquí pues éstas medidas serán acompañadas por programas que buscarán prevenir el consumo desde la educación así como también de la mejora del sistema de rehabilitación en salud pública, a otorgar oportunidades reales de desarrollo a miles de ciudadanos que, por necesidades insatisfechas, se involucran en el tráfico para dar de comer a sus familias.

 

Debemos ser conscientes de que erradicar a los narcotraficantes no será posible en cinco años, pero en cinco años reduciremos su presencia, reduciremos sus operaciones pero más importante aún, su poder, haciendo de esta forma que menos familias sean diezmadas por ellos.

 

Hasta la próxima

 

Tec. Facundo O. Ordeig