¿Vivir Sin Miedo o más de lo mismo? Larrañaga Va

 

El Frente Amplio se prepara junto a distintos colectivos y sindicatos que responden a su ideología para hacer contracampaña a las propuestas enmarcadas dentro de Vivir Sin Miedo, el plebiscito que Jorge Larrañaga impulsó consiguiendo más de 400 mil firmas antes de la fecha límite. Si bien es su derecho oponerse, considero que carecen de autoridad moral para referirse a la principal problemática de nuestro país, la inseguridad, lo que a pesar de ser un problema multicausal, al no contar con políticas públicas ni directrices que aseguren la prevención, disuasión, represión y rehabilitación, sólo ha conseguido que se extienda a lo largo y ancho de nuestro país, devastando familias, o en el mejor de los casos, perdiendo aquello que pagamos con esfuerzo o que nos ganamos tras una vida de aportar para nuestra jubilación. Te preguntarás por qué también considero que los colectivos y sindicatos no cuentan con autoridad moral, lo que es una pregunta válida aunque simple de deducir; les defienden, tal y como el Frente Amplio defiende a Nicolás Maduro, con excusas, con falacias y con un altísimo costo para la ciudadanía. Comencemos…


En primer lugar se debe destacar que el pensamiento del PIT CNT acerca de que las medidas que impulsamos van contra los trabajadores no tiene razón de ser debido a que en innumerables ocasiones ha sido el Ejército en conjunto con la Armada quienes han auxiliado, protegido, alimentado y levantado la moral de cientos de familias durante las inundaciones, menos razón de ser tiene al saber que son militares quienes cumplen tareas de seguridad ciudadana en un radio de 20km de la frontera donde por las dudas, también hay ciudades, pero esta tarea que se les ha encomendado no ha sido a pedido nuestro, ha sido de su propio partido y nosotros la apoyamos, por lo que sí la central sindical se encuentra al tanto de esto la siguiente opción es que consideren como trabajadores a quienes rapiñan, a quienes asaltan a mano armada, a quienes abusan de menores o a quienes venden drogas, pues contra ellos vamos, y sé bien que no piensan así, pero es la imagen que darán, desprestigiando aún más la importantísima labor de los sindicatos. Si desean ir contra aquello que perjudica a los trabajadores, lo mejor sería ir contra las políticas económicas de la izquierda que han ahogado a los empresarios al punto de obligar a muchos de ellos a cerrar sus negocios, dejando sin trabajo a cientos de miles de compatriotas, pero esto no lo harán, por ser funcionales a la izquierda, porque han olvidado su misión original, representar y proteger al trabajador quien quiera sea que este al frente del Gobierno Nacional.

En segundo lugar se debe mencionar que las constantes apariciones en los medios de comunicación del Sociólogo Gustavo Leal al igual que su presencia para dirigir operativos cuentan con una burda intención electoral pues a pesar de lo que se dice, esta estrategia sólo se encuentra diseñada para mostrar que la Policía Nacional actúa, pero a propósito o en consecuencia de distintos factores, es una muestra de fuerza estatal poco efectiva desde el momento que gran parte de los detenidos son liberados por falta de pruebas o condenados por robar agua y luz a pesar de que buena parte se encuentran identificados como traficantes. De contar con los allanamientos nocturnos, esto no sucedería debido a que el factor sorpresa permitiría evitar que tengan tiempo para, por ejemplo, desechar las drogas por el water. Y según comentarios escuchados a vecinos de Malvín Norte cuando  en ese barrio se realizó el operativo, las fuerzas policiales “se olvidaron” de entrar a la casa del verdadero narcotraficante del barrio y se conformaron con arrestar a unos cuantos “perros”, y a la madre del antes mencionado, pero esto son rumores y a pesar de que confío en quien lo dijo, como tal debe ser tratado.

En tercer lugar pero no por eso menos importante debo hacer referencia a las declaraciones de Carolina Cosse debido a que a pesar de querer ir contra la campaña de Vivir Sin Miedo, ha ido contra algo mucho más importante, el respeto que se le debe tener al máximo soberano, el pueblo, pues creer que la gente fue engañada en su buena fé, o que no entendieron cabalmente lo que firmaban es insultar directamente a los más de 400 mil ciudadanos que firmaron para hacer posible el plebiscito y a, según datos de CIFRA, al 58% de ciudadanos que votarían para que se apliquen las medidas, lo que también de acuerdo a la consultora  incluye a un 22% de votantes del Frente Amplio. Esto, si bien era esperable debido a que Larrañaga ha logrado unir a la ciudadanía, sin importar su fila política, para encontrar juntos una solución a la inseguridad, es un golpe bajo, pero tan solo el primero de muchos que continuarán llegando contra los allanamientos nocturnos con orden de juez, la cadena perpetua revisable, el cumplimiento efectivo de las penas y la creación de la Guardia Nacional, pero también contra quienes apoyamos estas cuatro. No dejemos que los amantes de los discursos vacíos nos dobleguen, continuemos en el camino correcto y evitemos que más familias sufran por los mismos desquiciados de siempre.

 

Hasta la próxima y gracias por tu tiempo,  puedes seguirme en mi cuenta de Twitter @Ordeig1 para estar al tanto de mi actividad política.

Tec. Facundo O. Ordeig.