Sin miedo a las elecciones

El pasado 23 de Marzo quienes nos encontramos respaldando la candidatura del Senador Jorge Larrañaga nos congregamos en el Club Trouville para juntos enviar un mensaje al Gobierno Nacional, al Frente Amplio, pero en especial, a cada uno de ustedes.

El discurso pronunciado por nuestro candidato abarcó los principales problemas que se encuentran instalados en nuestra sociedad, el primero de ellos, los enamorados del poder del Frente Amplio. La consigna para las áreas de seguridad, empleo, desarrollo social, relaciones exteriores, medio ambiente y educación fueron claras, se expresó sobre la necesidad de un cambio radical, de ser un país que se respete a sí mismo y a sus ciudadanos, de brindar una mejor transparencia y de contar con acuerdos con cada uno de los partidos dispuestos a trabajar por la gobernabilidad en un período de crisis, entre otros, pero a mi parecer lo más destacable no eran las palabras sino la intención que demostró en aquel escenario, la unificación de nuestro país. En este momento nos encontramos separados entre “gente bien” y “criminales”, entre “focas” y “rosaditos”, entre “el campo” y “la ciudad”, entre “feminazis” y “católicos fachos”, y muchas otras de las que podría hablar pero sería interminable, por lo que no necesitamos un candidato a Presidente que busque perpetuar o si quiera mantener en base a la omisión de las mismas estas divisiones que nos han herido como si de una guerra de hermanos contra hermanos se tratase; necesitamos un candidato que busque gobernar para cada uno de los tres millones de Orientales pero que al hacerlo sea capaz de generar instancias entre cada actor presente en nuestra sociedad para no dejar atrás a nadie pero que al mismo tiempo  nadie sea más que nadie. Como siempre debimos de buscar.


Nos encontramos en un momento histórico, en Octubre se elegirá un Presidente pero por primera vez en Junio sabremos quien será por la simple razón de que dependiendo quien encabece nuestras filas, tendremos o no tendremos oportunidad de ir a balotaje. El 30 de Junio necesitamos cinco minutos de tu tiempo, o cada uno de nosotros perderá cinco años en otro pésimo gobierno.

Y antes de despedirme debo decir que el sudor de un militante que ha dado todo de sí mismo es la columna vertebral de cada evento, aquellos que nos encontramos trabajando por uno u otro partido conocemos que la labor de preparación para recibir a miles de personas puede ser hermoso pero al mismo tiempo desgastante por la cantidad de detalles que se deben cubrir.  Te puedes estar preguntando ¿por qué me dice esto?, y la razón no es otra que agradecer -felicitar - públicamente a cada uno de mis compañeros de La 2004+66 por el trabajo hecho.  ¡Gracias, totales!

Hasta la próxima.

 

Tec. Facundo O. Ordeig