TECNOLOGÍA. CONSTRUYENDO A LA PAR

CONSTRUYENDO A LA PAR

 

Finalizamos la primer semana del ciclo especial sobre mujeres pioneras en las Tecnologías de la Información y Comunicaciones hablando de Rózsa Péter. Enseguida te contamos su aporte.

 

RÓZSA PÉTER

 

Rósa Politzer, (17 de febrero de 1905 - 16 de febrero de 1977), más conocida como Rózsa Péter, fue una histórica matemática húngara  y la principal contribuidora al desarrollo de la

Teoría de Funciones Especiales Recursivas” que son de importancia clave en la computación.

 

En un primer instante se inscribió para estudiar química, en la Universidad Eötvös Loránd de Budapest, siguiendo la voluntad de su padre, el letrado húngaro Gustav Politzar. Pero  pronto descubrió que su vocación eran las matemáticas, con lo que cambió la orientación de sus estudios, logró su titulación en matemáticas en el año mil novecientos veintisiete.

 

En el ICM de 1932 (Congreso Internacional de Matemáticos, una reunión que se sigue celebrando cada cuatro años), en Zúrich, presentó un trabajo sobre funciones recursivas y propuso formalmente que su estudio fuese considerado una nueva área de investigación dentro de las matemáticas.  En 1935 obtuvo el doctorado y después de la publicación de varios trabajos sobre  funciones recursivas, fue invitada a formar parte del consejo editorial de varias revistas internacionales de matemáticas, incluyendo, en 1937, el Journal of Symbolic Logic.

 

Durante la guerra sufrió un breve confinamiento en el gueto de Budapest,  pero no dejó de trabajar, y en 1943 escribió e imprimió un libro titulado “Jugando con el Infinito: exploraciones y excursiones matemáticas”, una reflexión sobre temas relacionados con geometría, lógica y teoría de números dirigida a un público general. Muchos de los ejemplares fueron destruidos en los bombardeos y el resto no fue distribuido hasta el final de la guerra. Este libro ha sido traducido posteriormente a catorce idiomas.

En 1951 publicó “Rekursive Function”, el primer libro sobre las funciones recursivas. Este libro también fue traducido a numerosos idiomas y se convirtió en libro de referencia en el área; como ejemplo  puede comentarse que fue el segundo libro húngaro traducido al ruso. Su interés se dirigió entonces a la importancia de la utilización de las funciones recursivas en la computación. Su primera publicación en esta línea trataba sobre funciones recursivas primitivas y ALGOL (ALGOrithmic Language). Después de su jubilación, continuó su investigación sobre las funciones recursivas y su relación con los lenguajes de programación. Publicó su último libro, Recursive Functions in Computer Theory, en 1976.

 

Recibió el Premio Kossuth concedido por el Gobierno de Hungría en 1951. El Premio Manó Beke, concedido por la Sociedad Matemática Janos Bolyai, en 1953. En 1970 recibió el Premio Estatal de plata y en 1973 el Premio Estatal de oro, Fue elegida miembro de la Academia de Ciencias de Hungría en 1973, con lo que se convirtió en la primera mujer en formar parte de la Academia.



RÓZSA  también fue una REFERENTE, nuestro homenaje  por #CONSTRUIRALAPAR